domingo, 2 de noviembre de 2008

'Espía de dios', Juan Gómez-Jurado

Espía de dios
Juan Gómez-Jurado
Roca Editorial (1ª edición, febrero de 2006)
Género: Novela negra
319 páginas
ISBN: 84-96544-15-X

El papa Juan Pablo II acaba de morir y, mientras miles de fieles lloran su muerte, un asesino en serie ha empezado una macabra misión: matar a cardenales que van a participar en el cónclave para elegir al próximo papa. La psiquiatra criminalista Paola Dicanti es la encargada de descubrir quién es el asesino antes de que éste se cobre más víctimas. Para ello tendrá que ir descifrando los mensajes que el criminal va dejando en la escena del crimen y averiguar por qué sigue un extraño ritual de mutilación de miembros. Pero la inspectora Dicanti tiene que enfrentarse, no sólo a un asesino, sino también a la obsesión del Vaticano para que nada trascienda más allá de los cuerpos de seguridad del Estado.

Esa obsesión por ocultar los crímenes y la extraordinaria habilidad del asesino serán los mayores obstáculos que tendrá que salvar Paola Dicanti, que contará con la ayuda de Anthony Fowler, un sacerdote de la CIA con un pasado dudoso.


Trailer de la novela

¿Saben ustedes cuando durante el día no rinden lo suficiente porque la noche anterior se han ido a dormir a las tantas porque han estado leyendo? Pues eso es lo que me ha pasado a mí estos días, que he estado hasta que ha salido el sol leyendo Espía de dios, de Juan Gómez-Jurado. Seguramente no hace falta decir nada más. Ustedes, que son espabilados, saben que si una novela le tiene a uno en vela es porque le ha gustado. Espía de dios -título que ya ha vendido más de 100.000 ejemplares- me ha durado tres intensas noches.

Éste es el primer libro que el autor publicó, por lo que resulta una grata sorpresa que un escritor debute con una novela bien escrita, con un argumento tan perfectamente hilvanado y un desenlace tan coherente con el desarrollo. A medida que me acercaba a las páginas finales, tenía la sensación de que, de un momento a otro, la novela se iba a desmoronar, que el autor no iba a poder evitar intervenir demasiado en la historia. Pero una mente hábil como la de Juan Gómez-Jurado no decepciona al lector y consigue tomarse la distancia necesaria del texto para que no se note que él está detrás de todo (algo fundamental en las novelas de género).

Para que una novela negra sea buena, lo primero que hay que tener en cuenta es la verosimilitud. Los hechos no han ocurrido, es ficción, pero nada en la historia narrada indica que no pudiera haber ocurrido. Ahí radica la grandeza de la literatura: poder adentrarnos en mil historias y creernos por unos días que lo que nos cuentan es cierto. Esto implica necesariamente que el lector se vuelva miembro activo con la lectura, que él también indague, que saque sus conclusiones… Y si como colofón de una buena lectura, resulta que el escritor te sorprende con un buen final, entonces la sensación de complacencia es total.

Eso es precisamente lo que queda después de haber leído Espía de dios: una paz interior por haber sido partícipe de una historia tan apasionante. ¡Qué ganas de leer las siguientes novelas de Juan Gómez-Jurado!

1 comentarios:

micobook dijo...

Hola Manuel, me ha venido muy bien leer acerca de "Espia de Dios", yo leí el emblema del traidor y me fascinó. Así que es una de mis lecturas pendientes junto a "Contrato con Dios" y tenía mucho curiosidad acerca del libro.

Chao, micobook