miércoles, 2 de junio de 2010

¡Bienvenidos al circo judicial español!

Que la Audiencia Nacional lamente la campaña de desprestigio que está sufriendo porque unos cuantos miles de ciudadanos hayan decidido hacer uso de su derecho democrático de salir a la calle para defender a Garzón es algo que entristece. Pero que el Tribunal Supremo pierda el tiempo confirmando la condena a Pepe Rubianes, fallecido hace ya más de un año, por "vulnerar el honor" del alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, es algo que ya da risa.

Ni más ni menos. Hoy el Supremo ha confirmado la condena que dictó la Audiencia Provincial de Salamanca de condenar a Rubianes por insultar a Lanzarote (del PP) en el contexto del traslado de los famosos papeles de Salamanca a Cataluña. Rubianes dijo en una entrevista en un portal de Internet que el alcalde popular era "un idiota", "un desgraciado" y "un intelectual que hay que escuchar en el water". Apunta el Supremo que "se puede discrepar, censurar y criticar con toda la fuerza que se estime necesaria, pero no insultar".

He estado mirando cuál era esa condena ratificada ahora por el Supremo, y resulta que el tribunal condena a Rubianes a publicar en la misma web donde vertió sus insultos la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Salamanca pagando él mismo los costes de dicha publicación.

Yo me pregunto... teniendo en cuenta que el señor Rubianes no va a cumplir condena porque está muerto, ¿era necesario continuar con esto? Dicho de otro modo, el Supremo ha estado perdiendo el tiempo en confirmar una condena que no va a tener ningún tipo de efecto porque Rubianes no va a poder salir de la tumba, ir al banco, sacara dinero, llamar al director de la web de Internet y pagarle para que publique la sentencia. En España no se pueden investigar los crímenes del franquismo porque es remover el pasado según el PP, Falange y Manos Limpias. Sin embargo, sí se puede perder el tiempo en condenar a un fallecido a que publique una sentencia en Internet. Entre esto y que cuatro magistrados del Tribunal Constitucional con sus mandatos ya caducados hace tiempo están decidiendo los recortes del Estatut, hacen del sistema judicial español un lamentable espectáculo de circo.

1 comentarios:

Luis Martínez Semper dijo...

Así va la "justicia"... Y aquí estoy yo, esperando desde Agosto del año pasado a que salga el juicio de un individuo que me destrozó el coche invadiendo mi carril y se dió a la fuga, dejandome sin coche (aún estoy acabando de pagarlo) y teniendo que ir a todos los sitios con autobús cuando puedo y tirando de algún buen amigo cuando es fuerza mayor... Y perdiendo por ello oportunidades de trabajo... Lo que hay que ver y oir hoy en dia!!!