miércoles, 23 de diciembre de 2009

¿Sería CIU en Cataluña la victoria del PP en Madrid?

Aunque todavía es muy pronto para andarse con vaticinios, empiezo a estar cada vez más seguro de que a partir de las próximas Elecciones Generales de 2012 gobernará el Partido Popular con el apoyo de CIU. No sólo lo digo por los recientes sondeos que indican que el PP ganaría con unos cinco puntos por encima del PSOE, sino por lo siguiente.


1. Las próximas elecciones que llegan en Cataluña son las Autonómicas. El descontento que hay actualmente con el tripartito (PSC-ICV-ERC) podría hacer que la diferencia de votos entre socialistas y convergentes fuese mayor (debido a la abstención y a los votos republicanos y socialistas que irían a parar a CIU). Ya en 2006 la victoria por votos y escaños fue de CIU, pero el pacto a tres bandas dio, por segunda vez consecutiva, la presidencia al PSC. Esta vez, en cambio, un pacto de CIU con PP podría hacer que el tripartito no se reeditase si los dos partidos de la derecha suman suficientes escaños. Claro que el PP no se ofrecerá sin nada a cambio. Si el PP de Cataluña apoyase a CIU en la Generalitat sería a cambio de que los convergentes les apoyasen en 2012 en la Moncloa. Claro que, todo sea dicho, no es nada fácil derrotar al tripartito.

2. Un año después, en 2011, llegan las Municipales. Si nada cambia en este año y medio que queda, el PSC se presentaría bastante débil. Tras algunos amagos de CIU de arrebatar la alcaldía al PSC, en 2011 podría ser el año en que Xavier Trias diese el gran salto (también lo dicen los sondeos). Hereu sería, en ese caso, el primer alcalde socialista derrotado en Barcelona desde las elecciones democráticas de 1979. CIU, nuevamente, podría conseguir el poder gracias a los escaños del PP. Otra vez un pacto CIU+PP con un intercambio de intereses que apuntarían a Madrid.

3. Finalmente, en las Generales de 2012 el PP podría obtener ventaja respecto al PSOE. Si el PSC pierde la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona (o uno de ellos), el PSOE lo notaría y muchos votos de Cataluña podrían ir a parar a CIU o a otras formaciones. El PP no gobernaría con mayoría absoluta, pero CIU le devolvería los favores que el PP le habría hecho en Cataluña. Así gobernarían en minoría, pero muy bien apoyados.

Y lo cierto es que CIU es un partido muy inteligente. Recuerden su política de no pactar con el PP y que ahora esconden. Y dense cuenta de que en esta época de crisis, CIU es el partido menos criticado (entre otras cosas, porque en Cataluña no ocupa cargos de poder), lo que hace que se presente como un partido tranquilo, moderado y "acomodado en el Centro". Esa tranquilidad que tanto pide a gritos la sociedad catalana. Si el PSC pierde la alcaldía o la Generalitat, el PSOE perderá la presidencia del Gobierno (Cataluña siempre es fundamental para los socialistas). Pero, como decía, es pronto para vaticinios.

0 comentarios: