miércoles, 8 de julio de 2009

Yo también escucho El Canto del Loco

Desde hacía meses arrastraba una culpabilidad muy pesada. Unos amigos míos no entendían que me gustara El Canto del Loco y, cuando lo supieron, me abuchearon inmediatamente. Yo, que no destaco por mis conocimientos musicales, pensé “a ver si lo lógico es que este grupo sólo guste a los adolescentes y a mí ya se me ha pasado el arroz”. He ido a un par de conciertos de El Canto del Loco y siempre me he sentido atraído por su música, por lo que yo, a pesar de lo que decían mis amigos, seguía escuchando esas letras tipo “quiero entrar en tu garito con zapatillas…” o “la madre de José me está volviendo loco…”.

Qué maravillosa sorpresa cuando esta mañana me encontraba en mitad de un insoportable atasco en la carretera y me ha dado por poner Hoy por hoy, el programa de la cadena Ser que dirige Carles Francino. Según explicaba Francino, la revista de música Rolling Stone ha publicado en su último número un reportaje titulado El Rock del Congreso y cuyo subtítulo es ¿Qué escuchan nuestras satánicas señorías? El amplio artículo se basa, como es de suponer, en un análisis de lo que escuchan los miembros del Congreso.

La Ser ha querido comprobar de primera mano qué escuchan los congresistas y cuál ha sido mi sorpresa cuando el grupo recomendado por Josep Antoni Durán i Lleida, secretario general de CIU, ha sido ¡El Canto del Loco! Así que si este santo hombre escucha a Dani Martín… ¿por qué yo no voy a hacer lo mismo?

4 comentarios:

Celia dijo...

¡que bonito tu blog, que profesionalidad, periodistas así son los que hacen falta!

mrcrazy dijo...

A mi me gustan mucho también, aunque no queda snob decirlo

Patricia Tena dijo...

Pues yo no aguanto al cantante. Es cierto que hay un par de canciones que me gustan: Peter Pan, Por ti, Insoportable... pero la verdad es que no aguanto al cantante, y quitando estas canciones que he mencionado, su voz y su entonación me dan mucha rabia!

ALBERT dijo...

A mí también me gusta... Pero yo creo que aquí el homófobo del Duran i Lleida quiso ir de cool y moderno y se marcó un farol. Le preguntó al hijo de su asistenta que escuchaba y tomó nota. Aquí lo dejo.