viernes, 24 de abril de 2009

¿Y ahora? La gripe del cerdo...

La encefalopatía fungiforme bovina, más conocida como el mal de las vacas locas, provocó hace unos años cierto miedo en la sociedad. La gente dejó de comprar ternera y las ventas de pollo y cerdo aumentó. Desde el Ministerio de Sanidad se lanzaba el mensaje de que la ternera que estaba en nuestras tiendas era de calidad y había superado les exámenes sanitarios pertinentes. Al principio hubo miedo, pero cuando les medios de comunicación dejaron de anunciar casos de contagio en humanos, los ciudadanos volvimos a comer ternera con tranquilidad.

Pero llegó la gripe aviar. Era el anuncio del fin de la humanidad, se pronosticaban pandemias que iban a aniquilar al hombre si el virus mutaba. Las aves se dejaron de comer y cada vez que algún chiquillo mataba a alguna paloma con un perdigonazo o una pedrada, sembraba el caos en los barrios. Donde había el cadáver de alguna paloma, había sospechas de la llegada de gripe aviar. Los restos de las aves ya no las recogían los servicios de limpieza de las ciudades, sino las autoridades sanitarias para analizar si estaban contaminadas. Pero el miedo cesó, otra vez, cuando los medios de comunicación dejaron de hablar de ello.

Y ahora que estábamos relativamente tranquilos, ¡zas! Ha llegado la gripe del cerdo. La Organización Mundial de la Salud ha confirmado 18 muertos en México y podría haber hasta 1.000 infectados más. En España parece que ya han aparecido los primeros casos. ¿Será el inicio de otra apocalipsis mediática o realmente estamos ante un peligro pandémico?

0 comentarios: