miércoles, 1 de abril de 2009

¿Crónica de una muerte anunciada?

Como una losa me han caído las palabras de Carmen Balcells, cuando ha dicho que García Márquez no volvería a escribir nunca más. Al parecer, el Nobel colombiano reconoce que cada vez le cuesta más escribir libros. Su última novela, Memoria de mis putas tristes, recibió los dardos más envenenados de la crítica, por lo que imagino que algo ha tenido que ver en todo esto. Al parecer, no es que García Márquez haya dicho públicamente que va a dejar de escribir, sino que estamos hablando de lo que cree su agente literaria, la gran Carmen Balcells.

Según cuenta un artículo de La Vanguardia, el autor tendría en un cajón un par de novelas acabadas y estaría decidiendo si publicarlas o no. Esto me plantea una serie de preguntas. García Márquez lo ha conseguido todo como escritor. No me refiero solamente al Premio Nobel, sino a los millones de lectores que agurdan cada una de sus obras. García Márquez ya tocó techo, no tiene que demostrar nada para erigirse como uno de los mejores escritores vivos. Lo es. ¿Para qué seguir escribiendo? Tiene dos opciones: conformarse con lo que ha escrito, que es muy bueno, y que se le recuerde en el futuro como el gran autor de Cien años de soledad o El amor en los tiempos del cólera; o bien se arriesga a publicar un par de novelas más y que la crítica empiece a decir que ya no es el que era. ¿Es mejor una retirada a tiempo? ¿O se trata de que, como asegura Zoé Valdes, García Márquez sufre de Alzheimer?

Yo leí en su momento Memoria de mis putas tristes y, aunque digan que era una mala novela, a mí me gustó. Quizá es que la leí siendo muy joven, pero más joven todavía era cuando leí Cien años de soledad y me desgarró por completo. Espero que su decisión de dejar las letras (si es que de verdad se ha producido) no se deba a un miedo escénico (algo incoherente en un hombre de su envergadura), sino que todo sea por cuestiones más personales (por ejemplo, que ya está cansado, no quiero pensar en lo del Alzheimer).

Desde hace años, ya se rumoreaba que García Márquez iba a dejar de escribir, pero uno siempre tiene la esperanza de que fueran sólo habladurías. Pero que lo diga Carmen Balcells... ya son palabras mayores. Ahora, no sé por qué, me viene una frase a la cabeza de la película Mar adentro: "Sólo hay una cosa peor que se te muera un hijo: que se te quiera morir". Esperemos que García Márquez no se deje morir (literariamente hablando, claro).

3 comentarios:

mrcrazy dijo...

Sea verdad, mentira o lo que pase al final, la noticia es mala. Yo también disfruté con la lectura de Memoria de mis putas tristes.

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!

Manel Haro dijo...

Thank you so much!!!!!