miércoles, 17 de diciembre de 2008

Ha muerto Francisco Casavella

Cuando en televisión dan la noticia de la muerte de un escritor, me pongo algo nervioso antes de escuchar el nombre. Siempre temo que sea un escritor al que admiro, al que he leído. Me pongo en guardia, temiendo oir quién es el difunto. Pero cuando ya sé quién ha muerto, lo haya leído o no, lo admire o no, siempre se apodera de mí una sensación de tristeza. Hoy ha muerto Francisco Casavella.


Casavella ha fallecido con tan sólo 45 años, unos meses después de haber ganado el Premio Nadal con la novela Lo que sé de los vampiros. Un ataque al corazón lo ha sorprendido siendo todavía muy joven y quedándole muchas novelas por escribir.

A sus lectores les deja un legado de unas cuantas obras publicadas. Además de la novela ganadora del Nadal, quedan El día del Watusi, El secreto de las fiestas, El triunfo, El idioma imposible y Quédate, entre otras.

En este enlace (Lo que sé de los vampiros) podéis leer una reseña que mi compañero Joseph B. Macgregor hizo de la novela para Anika Entre Libros. Descanse en paz Francisco Casavella.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Que un escritor muera a los 45 años es morir muy joven. Y más en su caso donde además de lo ya conseguido,hubiera podido tener una mucho más larga y fructífera carrera.
Lo conocía como articulista (tengo guardados en el disco duro sus artículos sobre 'The Wire' o Kiko Veneno) pero ahora cuando alguna vez lea 'El día del Watusi' y muy probablemente disfrute,aun me sabrá más mal su prematura muerte .

Además,como sólo a veces pasa y sin ser necesario en un escritor,tenía toda la pinta de ser un gran tipo.

Dejo el enlace de la entrevista de una hora que le hicieron en el programa 'Converses':

http://www.catradio.cat/reproductor/audio.htm?ID=274156

Manel Haro dijo...

Gracias por su aportación. Sí, tenía pinta de ser un gran tipo.

sweetsuite dijo...

Era un gran escritor, y sí, parecia un gran tipo. A mí ayer se me cayó un poquito más el mundo encima... no solo ya no habrá nuevas novelas suyas en las librerías, sino que tampoco me lo encontraré en el bar del Mercat de Sant Antoni, los jueves, ante un paella. Encontrarme por el barrio a una persona como él me alegraba. Buf! Gracias por todo Sr. Casavella.

Nostromo dijo...

Lo certifico. Era un gran tipo. Fina ironía, sarcasmo, sentido del humor exquisito. Apenas he leído hasta la fecha dos noveles suyas, pero era mi amigo. En mi blog le dedico una despedida e incluyo un texto suyo, por si os interesa:

http://nostromo-world.blogspot.com/2008/12/diamantes-entre-la-ceniza.html

Hace unas horas he estado en el funeral. Ha sido tan emocionante, joder, que lo he pasado peor que en el de mi madre. Y eso que en este siglo apenas le ví un par de veces. Siempre estarás con nosotros, Francis.

josephb macgregor dijo...

Gracias por la referencia :)

Anónimo dijo...

El Triunfo una gran novela. Se la regalaba a mis colegas alla por los noventa. El un gran tipo, lo conocí en Santiago hace años...