jueves, 27 de noviembre de 2008

El Cervantes se rinde ante Juan Marsé

Pocas veces podré disfrutar tanto del fallo de un jurado de un premio literario como hoy. Juan Marsé -para mí uno de los mejores escritores españoles, con diferencia- ha sido galardonado con el Premio Cervantes.

Hacía años que su nombre sonaba como posible ganador, pero nunca se lo llevaba. Este año, por fin, el ministro de cultura, César Antonio Molina, ha dicho su nombre en el momento de anunciar el ganador. Solamente cuando le den el Premio Nobel -espero y deseo que así sea- podré sentir una felicidad mayor.


Juan Marsé es un prodigio de nuestras letras, que ha escrito obras tan excelentes como Últimas tardes con Teresa, Ronda del Guinardó, Si te dicen que caí o El amante bilingüe. Su mundo de posguerra, sus personajes marginados, sus historias de infancia y de juventud, todo han ayudado a crear un mundo juanmarseano que ha enganchado a varias generaciones. Yo amo la literatura gracias a escritores como Juan Marsé. Todavía no puedo borrar la maravillosa experiencia que supuso para mí la lectura de El embrujo de Shanghai.

Juan Marsé merecía un premio como éste y merece que, con carácter de urgencia, le den el Nobel de Literatura. Gracias, Juan Marsé, por hacer que diversas generaciones hayan soñado y sueñen con escribir algún día como lo haces tú. De momento, seguiremos leyéndote. ¡Felicidades!

0 comentarios: