martes, 26 de agosto de 2008

Tercer episdio de Spanair: Granada, 12:30

Ya no hay duda: Spanair se está luciendo. Si hace unos días un avión se estrellaba en Barajas causando 154 muertos y ayer un aparato que salía de Barcelona con destino a Lanzarote era desviado a Málaga por problemas técnicos, hoy tenemos que mencionar otro episodio. Un avión de la misma compañía que cubría la ruta Granada - Barcelona, ha tenido que volver a aterrizar en el aeropuerto de origen quince minutos después de despegar. Nuevamente problemas técnicos.


Ya dije que este tipo de problemas se daban más a menudo de lo que nos pensábamos, pero en estos momentos vivimos una etapa de alarma social en que los medios juegan el papel determinante de echar más leña al fuego. Ayer me hacía la pregunta: ¿cuántas veces a lo largo del año un avión tiene que volver a la pista de despegue por problemas técnicos sin que nos enteremos para no asustar de forma innecesaria? Pero el público necesita -o quizá no- alimentar la sensación de catástrofe aérea, de que volar no es tan seguro. Debe ser algo así como una autoflagelación, un episodio masoquista que nos empuja a saber los peligros que podemos correr cuando cogemos un avión. Yo prefiero no saberlo, así voy más tranquilo.

Tal y como dice Spanair, estos problemas técnicos entran dentro de la normalidad. Nadie debería asustarse más por estas noticias que están apareciendo en la prensa. Pero hay que reconocer que Spanair va de traspiés en traspiés. Quizá ellos no tengan la culpa, pero así son las cosas. ¿Cuál será la noticia de mañana?

0 comentarios: