miércoles, 7 de mayo de 2008

¿Hubo tongo?

Vaya por dios. Tantos años paseándose por los platós de televisión haciendo alarde de haber sido una de las pocas ganadoras de Eurovisión, y ahora resulta que fue todo un enorme soborno. Aquella chica de 18 años que entonó el La, la, la…, como Serrat no pudo hacer, ganó el festival con la compra de votos por parte de esta nuestra patria.


En su artículo de La Razón, Alfonso Ussía lo deja claro cuando cita palabras de Juan José Rosón, entonces Director General de Televisión Española: “Ese festival lo ganamos en los despachos. Se necesitaba una victoria en un evento internacional y sobornamos a varios jurados”: Y luego acaba Ussía su artículo con “lo que fue una confidencia, respetada por mí durante 28 años, hoy se hace pública por se nnoticia. España sobornó y Europa votó sobornada”.

En el mismo diario, unas páginas adelante, Jesús Mariñas escribe otro artículo donde también cita a Juan José Rosón y, de paso, a Arturo Kaps, y explica que, efectivamente, hubo compra de votos. Parece ser que Massiel se impuso a Cliff Richards –y a su canción Congratulations- antes incluso de que ambos salieran al escenario.



Hay que ver qué mala suerte tiene España para que siempre tengamos que ser noticia en el exterior por asuntos de los que debemos sentir un dudoso honor. Yo no digo que Massiel supiera el tongo, ni siquiera el Dúo Dinámico (que escribieron la canción). Es más, ni siquiera afirmo que hubiera pucherazo, porque en aquel año (1968) yo ni había nacido. Solamente me remito al eco que se ha creado después de que un diario británico desvelara que la España de Franco compró la victoria de Massiel.

Claro, si tenían pensado ganar ese año, cómo iban a comprar la victoria de un cantante –Serrat- que quería interpretar una canción en catalán. Una canción en catalán ganando el Festival en plena época franquista. Qué utopías…

0 comentarios: