domingo, 20 de abril de 2008

El Saló del Turisme de Barcelona no cumple con las expectativas

Como cada año, decido resolver mis dudas de cara a mis vacaciones en el Salón del Turismo que se organiza en la Fira de Barcelona. Tiendo a ir con algunas ideas en la cabeza, nunca voy a ver qué me encuentro. Lo que busco son mapas, asesoramiento, satisfacer mis curiosidades, etc. Pero el certamen de este año me ha parecido un auténtico fracaso. No sólo por los expositores que había (lo que conlleva a que haya pocos países), sino por la completa falta de respeto que algunos estands han mostrado hacia los visitantes.

A los hechos. En el expositor de la República Checa, no tenía más que un pequeño muestrario de la región de Moravia. Si pedías más información, te remitían a una web para que pidas lo que necesites. En la sección de Grecia -país invitado de este año- no había apenas nada. Sólo un par de mapas de Atenas y algún catálogo que no aporta ninguna información. De Egipto, por ejemplo, aparte de un puesto de venta de souvenirs, no había casi nada de información. Y como estos tres ejemplos, muchos más. De hecho, muy pocos expositores se tomaban en serio su objetivo en la feria. Israel, Algeria y alguno más ofrecían un buen servicio de asesoramiento.


La falta de respeto llega cuando, en el último día, algunos estands deciden recoger su material horas antes de que acabe el certamen y dejan a los visitantes, que han pagado 10 euros de entrada, plantados. Es el caso, por ejemplo, de China. Otros expositores, como el de Castilla León, cuando pedías determinada información, se limitaban a decir que se les habían acabado los catálogos. No decían nada más. Se notaba que en el último día, casi nadie tenía ganas de trabajar y dar un buen servicio. Es una vergüenza que el fin de semana (que la entrada vale dos euros más que el jueves y el viernes) el servicio sea peor. De nada ha servido que haya ido, me he gastado 10 euros y no he resuelto ninguna duda. Para limitarse a dar catálogos (con suerte) y no orientar, es mejor que lo avisen a la entrada.

Una novedad de este año ha sido el Pink Corner. Un rincón de información al turismo gay. Resulta ser una esquina con expositores de publicaciones de temática gay (Zero, Vanity Gay, Shangay...), un estand de la Asociación Coordinadora Gay-Lesbiana y poco más. Lo que es lo mismo, de turismo poco, sino más bien una oportunidad para gritar al mundo que los gays existen.

Finalmente, pediría a los organizadores que el año que viene, entre otras muchas cosas que tienen que replantearse, decidan no regalar nada. Porque lo que ofrecen son algo así como souvenirs baratos (bolígrafos, pegatinas, bolsas, pósters...) y la gente se desborda, peca de avaricia incontenida, y resulta molesta para los que simplemente nos queremos acercar a pedir información. Por cierto que en el expositor de Grecia regalaban paraguas (en un día en que en Barcelona caía un impresionante diluvio) y la gente se volvía loca para llevarse cuantos más paraguas mejor, sin importarles ir con tres en la mano, mientras otros visitantes se empapaban con la lluvia por no tener ni uno. A esa clase de gente habría que cobrarles 30 euros la entrada, para que se quedaran en sus casas. Sólo espero que la avaricia rompa el saco. Y que el año que viene Fira de Barcelona demuestre que vale la pena pagar 10 euros.

3 comentarios:

David Muñoz dijo...

"...para gritar al mundo que los gays existen".

Yo también he oído que existen. Pero no conozco a ninguno, eh.

Manel Haro dijo...

No, yo tampoco...

Esther Macian dijo...

Estimat amic Manel,

Gràcies per decidir un bon dia crear un blog com aquest. He de confessar que, a banda de tenir-lo agregat a "favoritos", estic sempre pendent de les publicacions que vas fent. Tan si parles sobre actes socials, noticies d'última hora, cinema, televisió o literatura, la veritat és que és un veritable plaer poder llegir els teus articles.
Ets un reconegudíssim devorador de llibres, un grandíssim lector, futur gran periodista i a hores dara un ja molt bon escriptor...i tal i com et dic sempre, tal i com passa amb el bon vi milloraràs encara més amb els anys, així que...que et vagin al darrera!!
Comptar amb gent al voltant com tu és un honor i un plaer. És el que té formar part del grup dels exclusius...;P

T'estimo molt Manel. No deixis mai de ser qui ets, i a poder ser, potencia tot el que tens encara més. Ets una gran persona i millor amic. Estic encantada d'haver-me topat amb tu en aquesta vida. I per molts i molts anys!

Una fidel lectora i amiga,

Esther M.